El pasado fin de semana, aprovechamos que tenemos el horno tradicional recién restaurado para realizar un taller educativo. Así pués, nos ponemos manos a la masa para realizar una sesión de panadería y repostería en el centro terapéutico con los usuarios que pasan aquí el fin de semana.

De este modo, después del amasado de la mezcla de harina, levadura, agua y sal, dejamos reposar y fermentar nuestra masa. En segundo lugar, una vez realizada la primera «subida» de volumen, hacemos las hogazas y las dejamos reposar otra hora más. Finalmente, aprovechamos una porción de masa para hacer una coca de manzana y lo pasamos todo por el horno. El resultado, un sábado bien aprovechado XD