La comunidad terapéutica Los Granados ha acogido el acto institucional organizado con motivo del 35 aniversario de la Asociación Patim. Una celebración interna condicionada por la sombra del COVID en la que solo han participado pacientes. Música y actividades lúdicas “saludables” marcaron el ritmo de una jornada a la que, como es habitual, asistió una de las personas que mejor conoce la entidad, la presidenta de honor de Patim, Carmen Peris.

“Después de tanto tiempo ofreciendo una respuesta frente a las adicciones tenemos una posición privilegiada para entender su evolución y cómo se ha ido articulando el movimiento asociativo pero también debemos seguir mirando hacia el futuro porque todavía quedan muchos compromisos a los que tenemos que responder”, explica el presidente y fundador de la organización, Francisco López y Segarra.

El protagonismo que el juego está asumiendo en la sociedad es una de las principales preocupaciones para muchas familias y para Patim por su vinculación con los jóvenes. «La tecnología ha cambiado nuestra forma de entender y relacionarnos con el resto del mundo, en esta sociedad líquida tenemos que volver a plantearnos qué limites queremos definir, especialmente en el ámbito individual», apunta López y Segarra. «Veo muchos aspectos que me recuerdan la inquietud social que vivimos en los años ochenta y noventa, entonces con la heroína y la cocaína», añade.

Patim tiene previsto organizar distintos actos enmarcados dentro de su aniversario, entre las que destacan unas jornadas de formación sobre adicciones no tóxicas y un estudio comparativo del perfil de personas atendidas durante los 35 años de historia de esta organización.